¿Sabías que decidimos qué fruta comprar por impulso?

Así es. Cuando llegamos a un supermercado tenemos clarísimo que tenemos que comprar leche porque se ha acabado, huevos que sólo queda uno y unos filetes de pollo para comer hoy. ¿Y de postre? Algo de fruta. Pero, ¿ qué fruta?

Dependiente de frutería

Pues no lo sabremos hasta que pisemos la frutería. La forma en la que los productos están colocados y sus llamativos colores harán el resto.

Los técnicas de marketing en el punto de venta consiguen guiarnos no sólo para que compremos de forma impulsiva, sino para que compremos más de lo que teníamos pensado.

¿Quién puede resistirse a comprar 5 kilos de naranjas brillantes? Aunque puede que acabemos regalando la mitad antes de que se echen a perder.

De igual forma, la fruta golpeada o que no sea perfecta se considera «fea» y no se venderá, por lo que algunas superficies la retiran o la venden a un menor precio. La realidad es que a pesar de ser «antiestéticas» pueden llegar a ser más deliciosas que las más bonitas del expositor

Pues estas pequeñas anécdotas son tan sólo la punta del iceberg del temario que vemos dentro del Curso de Dependiente de Frutería. Es altamente interesante y te prepara para que pases a estar al otro lado de la cajas de fruta. Conviértete en todo un experto: ¿sabrías decir qué temperatura y humedad necesita la fruta para conservarse perfecta? 

Si quieres conocer todo los secretos de esta profesión llámanos y te informamos en profundidad sobre el curso: 643 23 79 62 o 964 96 50.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.